Eligiendo colores poco convencionales





coloresnotradicionales Eligiendo colores poco convencionales

Amarillo, Naranja, Café y Turquesa son opciones de colores o cromáticas que no son muy tradicionales en el ajuar de muchas mujeres por no ser considerados básicos dentro del ropaje, y que poco a poco han ido imponiendo su presencia en muchos trajes formales  e informales, clásicos y actuales. Cada uno de estos matices parece obedecer al despliegue de imaginación que muchos(as) diseñadores(as) quieren imprimir para la naciente temporada del 2010, considerando que se trata del inicio de una nueva década en el siglo XXI en el que tanto la originalidad como la versatilidad juegan un papel muy importante. A continuación, sus razones.

Amarillo. Este color primario destaca por sus vistosidad tanto en pantalones de todo tipo, llámense jeans, faldas o shorts, así como en una amplia oferta de camisas, camisetas y también en trajes  formales largos o cortos, compuestos o sencillos, y ha logrado renacer dentro de los conceptos estilísticos gracias a que es muy adaptable a cualquier momento, sea día o noche. Se ve muy bien sobre todo en mujeres con pieles oscuras o semioscuras, y su influencia ha llegado incluso hasta muchos accesorios tales como balacas, manillas, collares, etc., que están incorporando más o menos masivamente su presencia en diversas presentaciones y shows.

Naranja. Se encuentra entre el rojo y el amarillo en el espectro visible, por lo que puede ser un tono muy sofisticado o muy familiar dependiendo del tipo de vestimenta que se esté utilizando con esta combinación especial, la cual es muy usada sobre todo en blusas  vaporosas y faldas. Estas últimas de apariencia naranjada denotan mucha imaginación y cambio de ritmo en las actitudes del vestir, y si s combinan con ciertos auxiliares de tono plateado como una correa o una cintilla, harán ver bien a casi cualquier dama que esté de acuerdo con su utilización.

Café. Exclusivamente recomendable para  programaciones muy sobrias, preferiblemente realizadas de noche, este es un color objeto de varias mezclas que se usa sobre todo en vestidos largos, por lo que su presencia  denota casi que un gusto para nada ortodoxo en cuanto a la elección de posibilidades para destacar y no pasar desapercibida, eso sí, a buen  ver.

Turquesa. Si una mujer no quiere sentirse que se aleja de lo tradicional, puede usar este tono de azul especialmente pensado para blusas, faldas y vestidos de abolengo que resalten la figura y sean muy escotados tanto adelante como detrás. Gran elección.



Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario