EL DESAYUNO





No tenemos suficiente, las mujeres multitarea, con los días infernales de trabajo, casa, comida, niños, familia, recados, responsabilidades, limpieza, orden, teléfono, ordenador, búsqueda de ofertas, compras, amigos…ese pluriempleo no remunerado y no agradecido y que desde el silencio nos auto decimos: muy bien fulanita de tal, hoy conseguiste hacer las 13.521 cosas que te habías propuesto.

Bueno, pues no tenemos suficiente con eso y encima por las mañana no podemos tomar ni un cafecito a gusto. Un cafecito en taza pequeña, de esos cortaditos que te los bebes de un sorbito…..pues no. Es imposible.

Y ahora, en una cafeteria aislada del mundanal ruido mañanero y tan solo escuchando la máquina de café haciendo SSSSHHHHHHHHHHHH me he pedio un CAFÉ, LARGO DE CAFE, EN VASO ALTO Y LECHE MUYYYYYY CALIENTE para tardar media hora en tomármelo.

Me lo merezco.



Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario