Carolina Herrera primavera verano 2010





ch primavera verano 2010

Aprovechando que se desarrolló en Nueva York hace muy poco tiempo su tradicional Semana de la Moda, se dan a conocer cuatro tendencias básicas de la ropa que presenta la diseñadora y empresaria venezolana Carolina Herrera para la primavera verano 2010 que tiene incluidas muchas novedades, sobre todo, en cuanto a disposición de los pliegues y una vuelta al ruedo  a la sobriedad, dejando por un momento la abigarrada opulencia. Se puede destacar en primer lugar la combinación de falda de media longitud, llegando justo hasta el primer cuarto de los muslos en donde se destaca especialmente la ausencia de accesorios como bordados y de auxiliares como bolsillos para una mayor simplicidad en el contexto de la tela. La blusa que la acompaña tiene un escote lineal y discreto, recto, casi ejecutivo si también se tiene en cuenta el detalle de las solapas del cuello levantadas, todo enmarcado con un color que oscila entre el blanco marfil y el gris plateado.

En cuanto a trajes largos para la noche, CH  presenta para esta parte del año una combinación que incluye un conjunto eminentemente dedicado en sus estampados hacia las figuras lineales, cuadradas y sombreadas, hechas con un material bastante reluciente que se acentúa así mismo con la puesta a punto de un elegante cinturón de tono café. Este se coloca justo por encima de la cintura tanto parta una mayor comodidad como para una demostración de glamur de primera mano.  Sin embargo el detalle principal lo constituye la apertura del vestido en el hombro, que deja parte de la sensualidad de la mujer en el aire y la deja como principal protagonista de cualquier recepción.

Para los días informales, de ambiente campestre en el campo o de franca camaradería muy desparpajada al lado de una playa o en un centro comercial, se presentó una demostración de traje informal abierto en la parte superior que deja el escote a medio abrir, resaltado por los amplios detalles en el cuello que se extienden hasta el final de la falda teniendo como “broche” una correa muy delgada para la ocasión. La combinación de blancos, negros  y marrones resaltan muy bien sobre todo en las pieles oscuras, y el calzado apropiado pera su lucimiento resulta ser los de tacón alto.

Como corolario a la exhibición de Carolina Herrera para la primavera verano 2010, se presenta un vestido largo color naranja tipo gabardina, con amplios volantes en la parte inferior, mangas cortas a la altura de los hombros y cinturón incorporado. ¡Hermoso!



Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario