¿Hay que usar el método Estivill con nuestros hijos?





Hay muchas voces a favor y en contra de este famoso método, para que los bebes y los niños pequeños duerman toda la noche. Sin entrar a realizar un examen científico de los pros y contras del método, lo que si podemos destacar es, que una gran cantidad de padres lo usan hoy en día. Aplicar el método de manera ortodoxa y coherente, requiere un gran ejercicio de control de sentimientos. Para los padres es muy duro escuchar el lamento y lloro constante de sus hijos, que a veces se convierte en algo desgarrador.

 Una cosa que determina el método es la necesidad de, aplicando una escala de tiempos, que los padres entren en la habitación de los hijos, les hablen y les digan que no están solos, que papá y mamá están con ellos, que han de dormir y que esto lo hacen porque les quieren. Es necesario hacerles ver que lo que está pasando no es un castigo. ¿Es el método el adecuado, teniendo en cuenta esto??

Sin entrar a defender o a criticar el método, lo más importante como madres es saber que a nuestros hijos les debemos dar amor y cariño, independientemente que pensemos que el método Estivill es adecuado o no. Nuestros hijos necesitan a diario una dosis de cariño y de amor determinada (cada hijo una diferente), cuando los hermanos, siendo pequeños,  se pelean delante de los padres lo hacen por esas dosis de amor y de cariño diario. Y nuestra principal responsabilidad como madres es cuidar de nuestros hijos y tratar de que ese amor y cariño les arrope.

Realmente responder a la pregunta del título del post no es fácil, ya que cada padre y madre deben tomar la decisión que crean más oportuna, pero eso sí,  lo que siempre deben hacer los padres es dar mucho amor y cariño a los hijos. Nuestros hijos si son felices, crecen arropados, cantan, juegan, bailan y se ríen, aprenderán a doble velocidad, asimilarán los conocimientos mucho más rápido y más amor nos entregarán.

¿Aplicar el método Estivill? Que cada padre tome su decisión, eso sí, nunca dejemos da dar cariño y amor a nuestros hijos, ni por poco tiempo, ni porque tenemos mucho trabajo, ni porque tenemos una vida social muy agitada. Los niños nos lo agradecerán.



Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario